Servicios Adultos

Psicomotricidad

¿En qué consiste el servicio?

 

La Psicomotricidad en la edad adulta se encarga de integrar las interacciones afectivas, sociales, cognitivas, físicas y sensoriales. Estudia a la persona en su totalidad, relacionando cuerpo y mente. Promueve el desarrollo y estimulación de sus capacidades utilizando como herramientas: el tiempo, el espacio y el cuerpo mediante el uso del movimiento.

En concreto, durante las sesiones el psicomotricista ayuda a favorecer el esquema corporal (la percepción del propio cuerpo, la coordinación dinámica general y el equilibrio, el tono y la relajación, la disociación de movimientos tanto en miembros superiores como en inferiores y la lateralidad), el esquema espacial (orientación espacial, interpretación y guía de los gestos y los desplazamientos del otro) y el esquema temporal (la noción de velocidad, de duración, de continuidad e irreversibilidad).

Para ello nuestro profesional especialista realiza una evaluación en función de las características del paciente para medir las habilidades psicomotoras y establecer un programa específico para cada caso.

La intervención realizada por nuestro psicomotricista optimiza la independencia funcional como objetivo general. Ayuda al paciente para que continúe participando de forma activa dentro de la sociedad. En conclusión, la psicomotricidad es el movimiento para el desarrollo global de la persona.

¿Qué beneficios aporta?

 

La Psicomotricidad aporta beneficios en el área cognitiva: atención, razonamiento y memoria; y en el área motora: movilidad articular, rango de movimiento, regulación del tono muscular, capacidad cardiorrespiratoria, equilibrio, imagen corporal, etc. Así mismo, facilita las relaciones sociales y la integración en un grupo. Aumenta la creatividad, autoestima y percepción positiva de las capacidades. 

La intervención en Psicomotricidad adulta propicia la reelaboración constante del esquema corporal.  Ayuda al paciente a ajustarse a los cambios constantes que se producen en sus capacidades corporales, así como a tomar conciencia de ellos, para que la persona pueda atender a las nuevas demandas de su entorno. Se procura obtener una vivencia positiva del cuerpo.

En concreto, en la etapa de envejecimiento ayuda a reducir el impacto del deterioro de las funciones del cuerpo, físicas y psicológicas. Apoya en los cambios experimentados en el área socioafectiva (sufrimiento de pérdidas, cambios de roles, estados anímicos más negativos); y, por tanto, aumentar la calidad de vida.

En conclusión, la intervención psicomotriz tiene efectos favorables en el enlentecimiento del proceso retrogénesis psicomotora, mejorando y/o manteniendo las capacidades funcionales a nivel motor, cognitivo y social, promoviendo un estilo de funcionamiento adaptativo y una vivencia positiva del cuerpo.

Entre los Servicios más destacados en Psicomotricidad que podemos ofrecerte se encuentran: Valoración específica del desarrollo psicomotriz, Estimulación psicomotora y/o Asesoramiento individualizado ofreciendo pautas y recomendaciones.

He leído y acepto la política de privacidad y el aviso legal

Quiero recibir información de las ofertas y novedades de los cursos de ARIS

¿En qué podemos ayudarte?