TRASTORNOS DE ALIMENTACIÓN

La alimentación es un proceso de interacción entre el niño y el adulto en el cual se asegura un equilibrio nutricional y se procesan experiencias sociales y emocionales que apoyan el desarrollo de habilidades físicas, cognitivas y afectivas. A través de este proceso de interacción se le presenta al niño la oportunidad de participar exitosamente en una variedad de ocupaciones.

Es por la magnitud y complejidad del proceso, que los trastornos en la alimentación y deglución en la infancia suponen limitaciones en las necesidades vitales de nutrición e hidratación, así como limitaciones en el resto de áreas del desarrollo: habilidades comunicativas y desarrollo del lenguaje; capacidades respiratorias; capacidades motoras; integración social; crecimiento; etc.

Por ello precisa de una intervención interdisciplinar desde las áreas de psicología, terapia ocupacional, logopedia y fisioterapia, siempre en colaboración y coordinación con la familia, personal educativo y sanitario.

El objetivo de nuestra intervención es mejorar la calidad de la alimentación y nutrición, eliminar, reducir y/o minimizar las posibles consecuencias que un déficit en el proceso de alimentación puede conllevar.

En el proceso de alimentación influyen diversos aspectos relevantes:

  • Conducta
  • Problemas emocionales
  • Condiciones médicas
  • Alergias o intolerancias alimenticias
  • Problemas de senos nasales
  • Alteraciones gastro-intestinales o digestivos
  • Postura y condiciones neuromusculares
  • Habilidades oral-motoras
  • Procesamiento sensorial

¿QUIÉN ESTÁ EN RIESGO DE PADECER PROBLEMAS DE ALIMENTACIÓN?

Debido a los múltiples factores que pueden desencadenar un trastorno en la conducta alimentaria, éste puede estar presentes desde la infancia hasta la 3ª edad y en niños con o sin patología previa. De manera general:

  • Alteraciones en el comportamiento/emocional
  • Parálisis cerebral
  • Autismo
  • Síndromes genéticos (S. de Down, S. de Charge…)
  • Meningitis
  • Hidrocefalia
  • Enfermedades respiratorias
  • Tumor cerebral
  • VIH/ SIDA
  • Otros

SIGNOS DE ALERTA

CUANDO DEBEMOS BUSCAR AYUDA

  • Selectividad de comidas; tipo, textura, presentación.
  • Rechazo de alimentos.
  • Aversiones a comidas.
  • Resistencia a incluir alimentos nuevos
  • Trastorno de Pica (objetos, metales, tierra…)
  • Rellenarse la boca/comer demasiado
  • Comen constantemente (por ejemplo por reflujo gástrico…)
  • Débil succión y deglución
  • Alteraciones en la respiración mientras come y se alimenta
  • Reflejo de vomito excesivo o tos recurrente cuando come
  • Diagnósticos de riesgo
  • Historia recurrente de pulmonía o infecciones respiratorias altas
  • Signos de posible aspiración.
  • Retraso del crecimiento
  • Pérdida de habilidades ya adquiridas
  • Irritabilidad severa durante la alimentación
  • Pobre interés en comer
  • Toma un tiempo excesivo para terminar de comer (más de 30- 40 minutos)
  • Rechaza comida sin causa aparente
  • Pérdida de peso sin causa aparente
  • Reflujo persistente
  • Persistencia de reflejos primitivos: mordida, náusea, etc.
  • Parafunciones  (protusión lingual, etc)